Register  |   |          
 
 
¿Qué son las arritmias cardiacas?
Volver

Las arritmias cardíacas son desórdenes de la actividad eléctrica del corazón que conducen a una pérdida del ritmo normal y pueden ocasionar diversos síntomas tales como palpitaciones, ahogo en reposo o con el esfuerzo, dolor de pecho, mareos, desmayos, ansiedad y fatiga entre otros; las arritmias pueden ser banales o pueden causar la muerte o graves secuelas neurológicas. En ocasiones, esta enfermedad no presenta síntomas y puede manifestarse como muerte repentina o súbita en personas aparentemente jóvenes y saludables.

Las arritmias cardiacas son más comunes de lo que parece y afectan a personas de todas las edades y estratos. Representan la causa más frecuente de muerte súbita en el mundo, mientras que en Colombia es la segunda causa, después de la muerte violenta.

En el país se calcula que el 20 por ciento de las 52.000 personas que sufren de infarto cada año, mueren a consecuencia del infarto mismo que genera una arritmia fatal conocida como fibrilación ventricular, mientras que el restante 80 por ciento, pueden morir a mediano o largo plazo por arritmias cardiacas que aparecen como consecuencia del infarto.

Las arritmias cardiacas están frecuentemente asociadas a la Enfermedad de Chagas, enfermedad infecciosa tropical transmitida por el insecto "Pito" o "Chiribico", que afecta a 1,2 millones de personas en el país y a 17 millones más en Latinoamérica.

• Causa más frecuente de consulta cardiológica.
• Se presentan desde el nacimiento a la vejez.
• Son causa o consecuencia de enfermedad cardiaca.
• Pueden ser banales o fatales.
• Su incidencia se incrementa con la edad.
• Causa más frecuente de muerte súbita a nivel mundial.
• Son causa de gran incapacidad, pueden producir trombosis cerebral.
• Demandan altos costos en salud.
• Pueden requerir implante de marcapasos o dispositivos de estimulación cardiaca.

     Información para pacientes
   
Arritmias Cardíacas.
 
Estudio electrofisiológico, mapeo y ablación.
 
Falla cardíaca y resincronizador cardíaco.
 
Fibrilación auricular.
 
Marcapasos y otros dispositivos.
 
Muerte súbita y desfibriladores.
 
Síncope y mesa inclinada.