Nuestros Patrocinadores

Todos los Derechos Reservados © WebMaster ABSOLUTI S.A.S.

 Visitenos en las redes sociales

Colegio Colombiano de Electrofisiología Cardiovascular

Dirección: Carrera 15 No 93a-84 Oficina 308

Bogotá Colombia

colegioelectrofisiologia@gmail.com

Mayores Informes   Tel: (571) 702 67 29

Celular: 318 7827156

Arritmias CardíacasEstudio electrofisiológico, mapeo y ablaciónFalla cardíaca y resincronizador cardíacoFibrilación auricularMarcapasos y otros dispositivosMuerte súbita y desfibriladoresSíncope y mesa inclinada

Información para el Paciente

Ultima Actualización  jueves, marzo 23, 2017

Información para Pacientes
Información para Pacientes


Síncope y mesa inclinada




¿Qué es la prueba de la mesa inclinada?

La prueba de la mesa inclinada es un procedimiento al que se someten pacientes que han tenido desmayo, pérdida de conciencia o síncope con el fin de investigar la respuesta del organismo a los cambios de posición, en especial al reto ortostático que implica la posición de pie.




La prueba se realiza en una mesa o camilla que puede fijarse firmemente al piso, en la que el paciente se acuesta y es llevado de cero grados o posición acostada con la boca hacia arriba hasta la posición de inclinación con angulación que puede ir de 60 a 90 grados. Antes, durante y posteriormente a la prueba se monitoriza o vigilan los síntomas que pueda experimentar tales como mareo, sensación de cabeza hueca o ligera, trastornos, desmayo mientras que simultáneamente y de manera continua se registran la frecuencia cardíaca, tensión arterial, frecuencia respiratoria, saturación de oxigeno en la sangre y otras variables fisiológicas involucradas en mantener el equilibrio del organismo.



¿Cuáles son las causas de síncope?


El síncope es la pérdida transitoria de la conciencia que usualmente ocurre de manera súbita o en pocos segundos desde el inicio de los síntomas, también conocida como desmayo común. Otros nombres que se le asignan a esta condición son: “la pálida”, vahído, trastorno, “se me fueron las luces”, “me desmadejé”, “se me bajó la presión” o simplemente tuve caída al suelo con casi pérdida de conciencia. El síncope resulta cuando el cerebro no recibe suficiente oxígeno por falta de un adecuado riego sanguíneo.


El síncope o desmayo común es denominado en la jerga médica como síncope vasovagal. Este tipo de síncope es muy frecuente en la población general y al menos una de cada tres personas lo ha experimentado a lo largo de su vida, en una u otra variedad, con menor o mayor intensidad. Usualmente el desmayo ocurre por alteración transitoria en los reflejos automáticos que controlan la presión arterial y la frecuencia cardíaca.


Cuando esta alteración ocurre, la presión arterial se “baja” y la frecuencia cardíaca disminuye hasta el punto que el corazón puede detenerse por varios segundos y no enviar sangre al cerebro causando la perdida de la conciencia pues el cerebro requiere de un flujo de sangre constante para cumplir las funciones motrices, sensitivas y cognitivas.


El síncope puede ser causado por una larga lista de alteraciones cardiovasculares o enfermedad cardíaca tales como desordenes en la formación y/o conducción de los impulsos eléctricos llamados bradiarritmias y taquiarritmias o por anormalidades estructurales de las válvulas o del corazón.



¿Cuál es la utilidad de la prueba de la mesa inclinada?    


La prueba ha sido diseñada para corroborar o diagnosticar el síncope vasovagal o desmayo común al inducirlo o desencadenarlo en condiciones controladas. Esta prueba estudia la forma como el organismo responde al cambio de posición a través de reflejos automáticos que provienen del llamado sistema nervioso autónomo o sistema nervioso que ejerce control sobre la presión arterial, frecuencia cardíaca, respiratoria, sudoración y en general todas las respuestas del organismo a las exigencias del medio externo.



¿Cuál es el mecanismo por el cual se produce el síncope en la prueba?    


Durante la posición de pie por efecto de la fuerza de gravedad se produce un atrapamiento o estancamiento de un volumen importante de la sangre circulante en la parte inferior del cuerpo, especialmente en las piernas. Como resultado, menos cantidad de sangre retorna al corazón y menos sangre está disponible para que el corazón la bombee.


Normalmente el sistema nervioso autónomo encargado del control del funcionamiento del corazón y de los vasos sanguíneos es capaz de ajustar o realizar los cambios necesarios para mantener la presión sanguínea incrementando la frecuencia cardíaca y comprimiendo los vasos sanguíneos a nivel de las extremidades.


Sin embargo, en personas susceptibles al síncope vasovagal este sistema nervioso autónomo que controla los reflejos automáticos de la presión y frecuencia cardíaca no trabaja adecuadamente. Como resultado la presión arterial disminuye y la frecuencia cardíaca se lentifica hasta un punto en el cual se pierde la conciencia. Para recuperarla basta que el paciente sea colocado de nuevo a cero grados o totalmente acostado para que el flujo sanguíneo normal sea restaurado y la persona vuelve a asumir la conciencia.



Como preparar al paciente para la prueba


1.- Debe permanecer en ayuno por al menos 4 a 6 horas; su última comida deberá ser liquida y/o blanda y no abundante sino moderada; esto ayudara a prevenir que usted presente nauseas lo cual podría ocurrir en la prueba especialmente si se encuentra con el estomago lleno.


2.- Debe ir con ropa cómoda fácil de quitar y poner, que no tenga resortes que causen presión excesiva ni medias de compresión para los miembros inferiores.


3.- Debe ir a la prueba con un acompañante quien le ayudara a realizar los trámites antes de la prueba y posteriormente a ella lo ayudara a llegar a su casa pues no se le permitirá manejar vehículo después de esta.


4.- Los miembros de la familia o amigos pueden esperar en un área asignada fuera del área donde se le realiza la prueba.


5.- Debe suspender algunas medicaciones dos o tres días antes del estudio especialmente aquellas medicaciones que bajan la presión arterial o producen lenificación de la frecuencia cardíaca. Lo anterior sirve para conseguir resultados más confiables durante la prueba.


6.- Debe conocer o llevar una lista de todas las medicaciones que está recibiendo. Es importante conocer los nombres exactos y las dosis. Una copia o resumen de su historia clínica es importante antes de la prueba para conocer por parte del médico que le practicara el examen, el motivo por el cual le han solicitado la prueba, así como sus antecedentes y posibles contraindicaciones.


7.- Antes de la prueba se le dará una explicación de ella y se le pedirá que firme un consentimiento escrito. En este momento haga las preguntas que considere necesarias.


8.- El médico especialista hará un examen físico con énfasis en el sistema cardiovascular, pulsos periféricos y del cuello, así como de los ruidos cardíacos.


9.- Se le colocará una línea intravenosa en uno de los brazos para poder administrar líquidos y medicamentos.


10.- Sobre el pecho y/o en los brazos y piernas se le colocaran varios electrodos para registrar el ritmo cardíaco y el electrocardiograma o actividad eléctrica de su corazón.


11.- Otros elementos para monitoria de la saturación de oxigeno en su sangre y el control continuo de la presión arterial se le colocaran en el antebrazo y en alguno de sus dedos de la mano.


12.- Después de completada estas preparaciones se dejara reposar y tranquilizar por 20 minutos. Una especie de banda(s) sujetadora(s) se aplicara(n) alrededor de su pecho y de sus piernas.



¿Qué sucede durante la prueba?    


Antes de iniciar la inclinación o basculación de la mesa o camilla se le practicará un masaje del cuello, tanto del lado derecho como del izquierdo para conocer la respuesta de la presión arterial y de la frecuencia cardíaca al llamado masaje del seno carotídeo. En el cuello, hacia la parte superior de la mandíbula y rodeando la arteria carótida, se encuentra un centro de control periférico de la presión y frecuencia cardíaca conocido como seno carotídeo. Algunos pacientes, especialmente ancianos pueden desarrollar una susceptibilidad de este sitio y su compresión causar desmayo.


Inicialmente usted estará en posición totalmente reclinada boca arriba. Luego la mesa o camilla es llevada o basculada a una posición inclinada entre 60 y 90 grados con su cabeza en la posición superior. Se realizara monitoria continua de los parámetros fisiológicos antes mencionados, permaneciendo en esa posición por 15 minutos. El masaje del seno carotídeo se repetirá al minuto de la posición inclinada.


Si al minuto 15 no ha presentado desmayo, se le aplicara por vía intravenosa una medicación conocida como isoproterenol, la cual causa que su corazón vaya más rápido; usualmente produce palpitaciones y ansiedad; esta medicación se utilizara por 15 minutos a dosis crecientes. Puede ocurrir que en vez de esta medicación se use una atomización sublingual de nitroglicerina o media pastilla de isonitrato de isosorbide, más conocido comercialmente como isordil. Bajo el efecto de cualquiera de estos fármacos se continuara la monitoria observando decremento o no de la tensión arterial y/o de la frecuencia cardíaca e interrogando la presencia o no de síntomas similares a los que le han ocurrido antes de un desmayo.


Si al finalizar los 15 minutos de observación bajo el influjo de alguno de los fármacos no ha ocurrido desmayo se volverá la mesa a una posición de cero grados; se le administraran líquidos y guardara reposo; toda medicación será suspendida; se tomaran los signos vitales finales a la prueba. Se le permitirá sentarse después de que los líquidos intravenosos hayan ayudado a restaurar su presión normal. Se le dará una bebida caliente y si los signos vitales son normales se le permitirá colocarse de pie y se retiraran los líquidos.


En cualquier momento durante la prueba podrá sentir los síntomas que ha experimentado previamente antes, durante o posterior a un desmayo o cuando ha estado cerca al desmayo. Si esto ocurre es muy importante notificar a la enfermera y al doctor quienes estarán en el cuarto con usted durante el procedimiento.


La prueba es considerada anormal o positiva si se induce pérdida de conciencia acompañada de una baja significativa de la presión sanguínea y/o una disminución significativa de la frecuencia cardíaca.


¿Cuál es la duración de la prueba?    


Una prueba de mesa inclinada completa incluyendo la preparación generalmente dura de una a dos horas



¿Qué se hace después de la prueba?


Cuando la prueba ha terminado se aconseja permanecer en reposo por un tiempo. Como puede haber recibido medicaciones que bajan la presión arterial no debe permanecer de pie por más de un par de minutos por las primeras dos horas ni puede manejar automóvil. Podrá reiniciar las medicaciones que venía utilizando 24 horas después si la prueba fue positiva o en la tarde o noche del mismo día si la prueba fue negativa.



¿Cuál es la seguridad que ofrece la prueba?


La prueba de mesa inclinada es segura pues aunque puede causarle desmayo o pérdida de conciencia por unos pocos segundos, fácilmente volviendo la mesa rápidamente a la posición de cero grados se reasume la conciencia usualmente de manera inmediata. El personal bien entrenado está disponible para manejar cualquier emergencia que se presente.



¿Cuál es el beneficio de esta prueba?


La prueba de mesa inclinada ayuda a determinar si usted es o no susceptible al síncope vasovagal. La información obtenida será confrontada con lo que Ud. ha experimentado en su vida en particular y podrá hacerse un diagnostico seguro al tiempo que se puede desarrollar un plan de tratamiento dirigido a la causa.


Muchos pacientes que experimentan desmayos recurrentes o repetitivos pueden ser sometidos a innumerables exámenes que frecuentemente no arrojan el diagnóstico y representan motivo de estrés para el paciente y su familia. La mesa inclinada ayuda a precisar el diagnostico en aquellos pacientes con síncope inexplicado y resultados negativos de otras pruebas.




Artículos Médicos Información para el Paciente